Repuestos

Bañate con agua realmente limpia. Filtrá el sarro, cloro arsénico y sedimentos del agua de red.